Revisión de Situación

Cuando el trabajo en la Industria aumento en un 400%, desde 1880 hasta 1920, procesos como la inmigración, urbanización y la industrialización  aumentaron el crecimiento de las ciudades, transformándolas en el lugar de asentamiento para la mayoría de las personas que habitan un país. Este crecimiento no en todos los casos fue acompañado de un desarrollo armónico y social acorde al nivel de aumento demográfico dentro de las urbes, sobre todo en los países tercermundistas como Chile.

Se espera que en el año 2050 más del 70% de la población se concentre en grandes ciudades urbanas, las cuales se les conocerá como “Mega Ciudades”, nombre acuñado por la ONU [1]. La mayor parte de esta urbanización se está llevando en cabo en Asia, África y Latinoamérica [2].

De esta forma, la necesidad de medios de transporte cada vez se hará más importante dentro de las ciudades, debido  a que la urbanización dentro de las urbes se ha expandido hacia las  comunas que antes aparecían como comunas satélites. Tal es el caso dentro de la Región Metropolitana en las comunas satélites que se están uniendo cada vez más rápido con el cono urbano como es el caso de San Bernardo, Puente Alto y Quilicura [3].

De esta forma, la necesidad imperiosa de tener vías de transporte que logren dar abasto a la cantidad actual y, por supuesto, a la cantidad futura proyectada de personas que habiten en las ciudades que concentran la mayor cantidad de  oportunidades de trabajo en Chile, que en este caso es la ciudad de Santiago, la cual acumula una población de 6.604.835 personas [4], suma de gran importancia debido a que el espacio geográfico que cuenta la cuidad es limitado, y más aún el espacio vial dentro de ella. Otro factor a considerar es la cantidad de contaminación que existe y existirá en la ciudad de Santiago, dado que la cantidad de autos aumenta año tras año de manera vertiginosa. En el año 2012, Santiago registraba 865.982 hogares con acceso a automóviles de uso particular, lo que equivale al 40,73% de los hogares en la ciudad [5]. Al año 2012, la Región Metropolitana registraba 1.835.466 autos particulares [6]. En el año 2013, la venta de autos de uso privado aumentó en un 130%; según las expectativas que se esperan para el presente año (2014), se estima que un 48,6% de los Santiaguinos compren un auto, y de esta cifra, 37,5 adquieran un auto 0 km [7]. Esto sumado a los 6.493  buses del Transantiago que actualmente circulan dentro de la ciudad [8].

Debido a todos estos datos, y a la necesidad de potenciar nuevas formas de transporte viable, se hace necesario el estudio de esta temática que poco a poco empieza a ganar un espacio en lo que hoy asociamos como sistemas de transporte tradicionales.

[1]  Plataforma Urbana. Año 2013. http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/10/15/ano-2050-y-crecimiento-urbano-necesitamos-ciudades-vivibles/

[2] National Geographic.  Año 2013. http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/habitats/urbano

[3] Plataforma Urbana.http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/10/15/ano-2050-y-crecimiento-urbano-necesitamos-ciudades-vivibles/

[4] Censo 2012.

[5] Censo 2012.

[6] INE. 2012.

[7] Diario La Nación. 22 de Enero del 2014. Más información en la nota completa: http://www.lanacion.cl/noticias/economia/consumo/cerca-del-50-de-los-chilenos-encuestados-planea-comprar-un-auto-en-2014/2014-01-22/172001.html

[8] Diario La Tercera. 10 de Febrero del 2014. Más información en la nota completa: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2014/02/680-564718-9-siete-anos-del-transantiago-mas-buses-en-las-calles-y-menos-transbordos.shtml