Costes asociados al uso del automóvil en Santiago

Dado la cantidad de automóviles en la comuna de Santiago, la congestión en las horas más transitadas (u horas peak) y a que el espacio es limitado de la comuna y no tiene capacidad de expansión (pocas comunas cuentan con capacidad expansiva, solo algunas perifericas), en la comuna de Santiago se ha dado un fenómeno de apreciación de los estacionamientos para los automóviles, sumado al gasto en bencina, tiempo perdido en embotellamientos diariamente, lo cual genera un gasto que año tras año se hace mayor para los usuarios de autos particulares.

El precio promedio de estacionar un día en la comuna de Santiago asciende a $6.400 pesos diarios, en algunos casos puede llegar sobre los $9.000 pesos diarios [1]. Calculando, 20 días estacionando en el centro suman una cifra cercana a $128.000 pesos mensuales, si bien la mayoría de los estacionamientos cuentan con un sistema de plan mensual, cuyo valor es de $105.000 pesos aproximados [2], la cifra sigue siendo considerablemente alta.

Tomando en cuenta el factor tiempo las personas que se movilizan en auto, moto y bicicleta, como vemos a continuación en el Cuadro N° 1, el automóvil se ubica en la cuarta posición, teniendo un tiempo de más del 200% del que registro la bicicleta, en una distancia de 4,9 Km [3].

Cuadro N° 1 Tiempo utilizado en recorrer 4,9 Km en distintos medios de transporte

Modalidad de Transporte

Tiempo
Moto 19 Minutos
Bicicleta 26 Minutos
Metro 32 Minutos
Auto 52 Minutos
Bicicleta + Metro 56 Minutos
Peatón 67 Minutos
Bicicleta + Bus 69 Minutos
Bus 74 Minutos

Fuente: Elaboración Propia obtenido de los datos recolectados del Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística de la UC

Teniendo en cuenta estos datos, una persona pierde al día 104 minutos en recorrer 4,9 km en auto, en bus 148 minutos, mientras que en bicicleta solo gastaría 52 minutos, en recorrido de ida y vuelta.

Calculando los mismos 4,9 kilómetros, el gasto en bencina, aproximándolo a 10 kilómetros diarios, usando bencina 95 octanos, el precio de 1 litro de bencina a $853 pesos [4]. Calculado con el automóvil más eficiente del mercado, el Volvo V40 D2 (hibrido, $16.490.000 pesos) rinde 27,4 km/lt, el consumo promedio mensual de bencina asciende a $6.240 pesos aproximados. Tomando en cuenta un auto que solo funcione con bencina, el Peugeot 207 Compact ($7.900.000 pesos), cuyo rendimiento es de 25,1 km/lt, el gasto en bencina mensual asciende a $6.800 pesos [5].

En síntesis, arrendando mensualmente un estacionamiento en Santiago Centro, sumado al consumo de bencina a una distancia de 4,9 km en un auto con consumo de bencina eficiente nos da una cifra de $111.800 pesos, el valor del auto con menor precio de los que consumen eficientemente bencina, $8.011.800 pesos, dejando de lado los valores de mantención, revisión técnica, patente,seguros y otros gastos asociados al uso del automóvil.

[1] EMOL. Santiago, 13 de Abril del 2012. Más información en la nota completa: http://www.emol.com/noticias/economia/2012/04/13/535633/estacionamientos-en-santiago-el-precio-puede-superar-los-9000-diarios.html

[2] 4,5 UTM mensuales. http://www.parkingagustinas.cl/horarios.html

[3] Estudio realizado por los movimientos de agrupaciones de ciclistas Movimiento Furiosos Ciclistas (MFC), Arriba e’ la chancha conjunto al Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística de la UC. 13 de Marzo del 2013, Santiago. Más información en http://www.guioteca.com/ciclismo-urbano/moto-micro-bicicleta-o-auto-que-es-mas-rapido-en-santiago/

[4] http://www.bencinaenlinea.cl/web2/buscador.php?region=3

[5] Cálculos basados en los datos recabados por EMOL. 10 de febrero del 2013: Más información en la nota completa http://www.emol.com/noticias/economia/2013/02/08/583233/autos-eficientes-sepa-cuales-son-los-modelos-que-mas-rendimiento-tienen-en-chile.html

Anuncios

Introducción

A medida que una ciudad va creciendo, históricamente, los medios de transporte y los caminos han sido materia vital de la conexión entre un punto a otro dentro de esta, con la finalidad de ser el medio para cumplir objetivos o propósitos. Así lo refleja Roma hace más de 2.500 años atrás, con grandes políticas de construcción de caminos los cuales se conocen como la calzada romana la cual servía como ruta comercial, transporte del ejército y la unión de todas las ciudades de Italia. En tiempos no tan lejanos, el Régimen Nazi en Alemania le dio gran importancia a la creación de caminos y rutas, con motivos de traslado de armamento y de unidades bélicas, dando así inicio a lo que hoy conocemos como las grandes carreteras.

Debido a esto, podemos darnos cuenta que hoy en día en Chile se hace imperante encontrar nuevas formas de transporte facilitando el desplazamiento de las personas dentro de la cuidad. Un intento de dar abasto a la demanda en transporte público fue el Transantiago, plan con el cual se esperaba generar mayor eficiencia en las rutas, aumentar la capacidad de pasajeros por bus, y mejorar los recorridos de cada línea de buses, pero desde su puesta en marcha evidenció una serie de fallas y carencias en la ejecución y diseño del proyecto.

Estas fallas provocaron que la población buscara nuevos medios de transporte para poder movilizarse dentro de la cuidad ante un sistema colapsado de transporte público, entre los medios a buscar destacan el automóvil particular [1], las motos y las bicicletas.

Evidencia de lo anterior, se genera una gama de oportunidades al uso de la bicicleta como medio de transporte, el cual destaca por sus características de ser un medio de transporte limpio, sano, rápido, con eficiencia de tiempo y económico. Al mismo tiempo se evidenció las dificultades que enfrentan los usuarios al momento de utilizarla como medio de transporte.

Entre Mayo el 2007 y Enero del 2010 mediante una mesa ciudadana[2] se elabora un Plan Maestro de Ciclo Rutas, el cual no quedaría completo por fallas en su implementación.

Si bien se han hecho esfuerzos en el aspecto vial del uso de la bicicleta, nunca se ha realizado un programa serio, acabado y que tome los distintos aspectos y aristas relevantes del uso de la bicicleta como medio de transporte.

Por estos motivos y en el contexto actual que nos encontramos, se hace necesario investigar la existencia de un programa de fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte.

 


 

Esta fue la introducción de mi tesis para obtener el grado de Licenciado en Ciencias de la Administración Pública, en Abril del 2014, hoy, luego de 2 colapsos seguidos en la red de Metro de Santiago[3][4]  ,se hace más vigente y más pertinente (urgente) empezar a identificar nuevas formas de transporte diverso y sostenible, temas que abordare en entradas futuras

 


 

 

 

 

[1] “Parque de vehículos motorizados en Chile aumentó 60% en los últimos diez años”. El Mercurio. Santiago Chile, 17 de Mayo de 2011. Para más información la nota completa: http://www.plataformaurbana.cl/archive/2011/05/17/parque-de-vehiculos-motorizados-en-chile-aumento-60-en-los-ultimos-diez-anos/

[2] GORE; CIUDAD VIVA,  “Plan Maestro de Ciclo-Rutas del Bicentenario”. Santiago, Chile. Pág. 60. Mayo 2007-enero 2010.

[3] Colapso del Metro: Viernes 14 de Noviembre del 2014 por “falla eléctrica” dejo a 3 líneas completamente inutilizables durante casi todo el día. http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/transportes/metro/santiago-colapso-por-cierre-de-tres-lineas-del-metro/2014-11-14/102742.html

[4] Falla en sistema de conducción automática de Línea 4, 17 de Noviembre del 2014, dejo inutilizable la Línea 4 durante toda la mañana. http://www.emol.com/noticias/nacional/2014/11/17/690221/metro-suspende-ruta-expresa-en-linea-4-durante-lo-que-queda-de-hora-punta.html

Revisión de Situación

Cuando el trabajo en la Industria aumento en un 400%, desde 1880 hasta 1920, procesos como la inmigración, urbanización y la industrialización  aumentaron el crecimiento de las ciudades, transformándolas en el lugar de asentamiento para la mayoría de las personas que habitan un país. Este crecimiento no en todos los casos fue acompañado de un desarrollo armónico y social acorde al nivel de aumento demográfico dentro de las urbes, sobre todo en los países tercermundistas como Chile.

Se espera que en el año 2050 más del 70% de la población se concentre en grandes ciudades urbanas, las cuales se les conocerá como “Mega Ciudades”, nombre acuñado por la ONU [1]. La mayor parte de esta urbanización se está llevando en cabo en Asia, África y Latinoamérica [2].

De esta forma, la necesidad de medios de transporte cada vez se hará más importante dentro de las ciudades, debido  a que la urbanización dentro de las urbes se ha expandido hacia las  comunas que antes aparecían como comunas satélites. Tal es el caso dentro de la Región Metropolitana en las comunas satélites que se están uniendo cada vez más rápido con el cono urbano como es el caso de San Bernardo, Puente Alto y Quilicura [3].

De esta forma, la necesidad imperiosa de tener vías de transporte que logren dar abasto a la cantidad actual y, por supuesto, a la cantidad futura proyectada de personas que habiten en las ciudades que concentran la mayor cantidad de  oportunidades de trabajo en Chile, que en este caso es la ciudad de Santiago, la cual acumula una población de 6.604.835 personas [4], suma de gran importancia debido a que el espacio geográfico que cuenta la cuidad es limitado, y más aún el espacio vial dentro de ella. Otro factor a considerar es la cantidad de contaminación que existe y existirá en la ciudad de Santiago, dado que la cantidad de autos aumenta año tras año de manera vertiginosa. En el año 2012, Santiago registraba 865.982 hogares con acceso a automóviles de uso particular, lo que equivale al 40,73% de los hogares en la ciudad [5]. Al año 2012, la Región Metropolitana registraba 1.835.466 autos particulares [6]. En el año 2013, la venta de autos de uso privado aumentó en un 130%; según las expectativas que se esperan para el presente año (2014), se estima que un 48,6% de los Santiaguinos compren un auto, y de esta cifra, 37,5 adquieran un auto 0 km [7]. Esto sumado a los 6.493  buses del Transantiago que actualmente circulan dentro de la ciudad [8].

Debido a todos estos datos, y a la necesidad de potenciar nuevas formas de transporte viable, se hace necesario el estudio de esta temática que poco a poco empieza a ganar un espacio en lo que hoy asociamos como sistemas de transporte tradicionales.

[1]  Plataforma Urbana. Año 2013. http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/10/15/ano-2050-y-crecimiento-urbano-necesitamos-ciudades-vivibles/

[2] National Geographic.  Año 2013. http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/habitats/urbano

[3] Plataforma Urbana.http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/10/15/ano-2050-y-crecimiento-urbano-necesitamos-ciudades-vivibles/

[4] Censo 2012.

[5] Censo 2012.

[6] INE. 2012.

[7] Diario La Nación. 22 de Enero del 2014. Más información en la nota completa: http://www.lanacion.cl/noticias/economia/consumo/cerca-del-50-de-los-chilenos-encuestados-planea-comprar-un-auto-en-2014/2014-01-22/172001.html

[8] Diario La Tercera. 10 de Febrero del 2014. Más información en la nota completa: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2014/02/680-564718-9-siete-anos-del-transantiago-mas-buses-en-las-calles-y-menos-transbordos.shtml